Terapia de Exposición Gradual

Consiste en enfrentarse gradualmente a situaciones que representen un mayor grado de dificultad para el parurético.

Enfréntese al miedo para vencerlo, pero hágalo en dosis que resulten incómodas pero no abrumadoras.

Permítase experimentar la ansiedad sin pretender resistirla, para que esta disminuya y se extinga con el tiempo. Su ansiedad disminuirá cuando usted se confronte con ella una y otra vez, y su cerebro se de cuenta de que no hay nada que temer.

Lo que usted busca es desensibilizarse ante el miedo, por eso a esto también se le llama terapia de desensibilización.

Como dice el doctor Howard Liebgold, “el cerebro es un órgano que dice: ¡muéstramelo!“. Muéstrele a su cerebro que no hay justificación alguna para sentirse tenso a la hora de orinar. Solamente por la experiencia del éxito es que éste aprenderá que no hay nada que temer. Ninguna cantidad de terapia hablada o racionalización será suficiente para tratar con éxito la paruresis.

Cree situaciones en las que pueda vaciar la vejiga con éxito y aumente gradualmente la dificultad de la situación sin hacer que el desafío resulte muy difícil.

Preparación

Para empezar es necesario acumular suficiente orina, ingiriendo una buena cantidad de líquidos, con la suficiente anticipación.

Es mejor practicar la terapia de exposición gradual con un nivel de urgencia para orinar de moderado a alto.

Tenga preparado un plan de emergencia si no consigue orinar. Por ejemplo: algún baño “seguro” cercano en el que usted tenga la confianza de poder orinar si todo lo demás falla. Otra alternativa puede ser el uso de un catéter.

Algunas personas encuentran útil usar una escala de desafíos del 0 al 10. Por ejemplo, tomando como cero cuando está solo en casa y 10 cuando se usa el baño público en un evento deportivo.

Para poder progresar en su recuperación usted buscará avanzar en esta escala de desafíos y modificarla.

Terapia en la casa, con un compañero

Para empezar su recuperación usted puede optar por trabajar la terapia con un compañero en el baño privado de su casa.

Este compañero le ayudará a reproducir la sensación de estrés de orinar bajo presión que usted experimenta como parurético. Recuerde que el objetivo de la terapia de exposición gradual es permitirse experimentar la ansiedad sin resistirla.

El compañero puede ser un terapeuta conductual, un amigo cercano, un compañero de trabajo o de estudios o un pariente.

La ventaja de trabajar la terapia en casa con un compañero es que usted está en control de todas las variables que le afectan a la hora de orinar, y la variable más importante en la que usted debe de trabajar es la distancia.

Después de haberse cargado de fluidos, y experimentar una urgencia para orinar de moderada a alta es hora de empezar la terapia.

Dígale a su compañero que se aleje a una distancia que no resulte un desafío muy grande para usted, e intente orinar.

¡Algunas personas necesitan que el compañero espere fuera de la casa para poder orinar!

Si consigue orinar permita que la orina fluya por unos tres segundos e interrumpa el chorro. Reúnase con su compañero y tómese un descanso de unos tres minutos e inténtelo de nuevo, pero esta vez dígale a su compañero que se acerque más. Repita los pasos anteriores hasta lograr ser capaz de orinar con él directamente detrás de usted. (Nota: las mujeres no tienen que tomar este paso).

Tómese las cosas con calma, esto puede requerir varias sesiones durante varios días. Lo importante es ir avanzando en su recuperación.

Si no puede iniciar el chorro espere dos minutos. Si aun así no lo logra tómese un descanso y espere otros dos minutos más.

Si continúa teniendo problemas haga que el compañero retroceda de donde tuvo éxito la vez anterior, y si vuelve a tener éxito haga que su compañero se acerque de nuevo.

Es mejor hacer ruido con la orina, ya que algunos paruréticos reportan que les produce ansiedad el ser escuchados por otros al orinar. Evite usar ruidos de fondo como el agua de la llave o música, ya que hacer uso de estos subterfugios solo retrasará su recuperación.

No hable mientras intenta orinar, ya que esto resulta en una distracción que disminuye el valor del ejercicio. No utilice técnicas de distracción. Concéntrese en experimentar la ansiedad sin resistirla.

Maneje la variable visual: cierre la puerta ligeramente. Cuando el compañero esté detrás de usted haga que voltee a ver hacia otro lado, haga uso de estos pequeños trucos que le permitan avanzar paso a paso en su recuperación.

Terapia individual sin compañero

Esta terapia consiste en orinar en diferentes escenarios con diferentes niveles de dificultad, según la jerarquía de desafíos personal.

Por ejemplo, usted puede ir a un baño público que no sea muy frecuentado e intentar orinar cuando no haya nadie. Si lo logra, detenga el flujo a los tres segundos, y espere a que vengan más personas para orinar en presencia de ellas.

Los lugares apropiados para practicar esta terapia pueden ser: centros comerciales, campus universitarios, aeropuertos, casinos, etc, es decir, lugares que tengan varios baños públicos, en los que a usted le resulte fácil trasladarse rápidamente para practicar a orinar en diferentes escenarios con diferentes grados de dificultad.

Por eso, para aprovechar mejor el tiempo y avanzar más rápido en la recuperación, cuando se tiene éxito para orinar solo hay que dejar fluir la orina durante unos tres segundos, cortar el chorro e intentar orinar en otra parte, ya sea en el mismo baño pero con otro urinario, o trasladarse a otro baño público.

Para los hombres se recomienda empezar practicando en los urinarios, ya que si se empieza en los cubículos de los escusados el tratamiento puede prolongarse más de lo necesario.

Primero hay que intentar orinar en urinarios que tengan divisiones, y si se tiene éxito intentar orinar en urinarios sin divisiones.

Si no logra orinar en determinado baño público, pruebe en otro. Hay ocasiones en las que con solo cambiar de ambiente se logra orinar con éxito.

Si no logra orinar en urinarios, inténtelo en el cubículo del escusado. No se preocupe, siéntase orgulloso de hacer lo necesario para avanzar en su recuperación.

Es mejor practicar varias veces por semana. Las sesiones largas son mejores que las cortas.

Intentar no orinar

Alternativamente, usted puede colocarse delante de un urinario e intentar NO orinar. Espere ahí parado por cinco minutos.

Esto puede servir para enseñarle a su cerebro que no hay necesidad de apurarse para orinar, y que no pasa nada si usted se tarda más de lo esperado mientras otros lo observan, o si no orina en absoluto. Usted experimentará que a la mayoría de la gente no le importa o no se fija en su situación.

Para llevar las cosas al extremo usted puede decir en voz alta: “¡Hey, no logro orinar!” en un baño público lleno de gente, y verá la poca atención que le prestan.

Terapia de Grupo de Apoyo

Un grupo de apoyo es un grupo de compañeros paruréticos que se reúnen regularmente para practicar técnicas de desensibilización en baños públicos; también sirve para darse apoyo y aliento mutuo, y para discutir las experiencias y pensamientos durante el proceso de recuperación.

Consejos Finales

La técnica de contener la respiración puede ser muy útil para usarla en conjunto con la terapia de exposición gradual.

Si usted experimenta algún retroceso en su recuperación, no se desanime, siga practicando.

Para una mayor efectividad se recomienda que la terapia de exposición gradual se integre dentro de la terapia cognitivo-conductual. La terapia de exposición gradual es es el componente conductual, al que hay que agregarle el componente cognitivo.

57 opiniones en “Terapia de Exposición Gradual”

  1. esta pagina… esta muy buena y muy mala, je.
    es reconfortante sentirse acompañado cuando uno tiene este mal que te atormeta en cualquier momento y lugar. desde que tengo memoria que no puedo orinar delante de nadie, incluso de mi novia (cuando la tenia).
    hoy mis problemas son otros, pero la paruresis nunca se me fue y viendo esta pagina me hace pensar que quizas nunca se me vaya…
    al margen de ser pesimista, lei por ahi que hay personas de mas de 60 años que todavia tienen esto…
    a veces pienso que restandole importancia es una buena manera de enfrentarlo, valga la contradiccion.

    1. Hey Hernán,
      Cómo te ha ido con el tema?
      Aún estás atrapado en este tormento?
      Ánimo amigo, estoy en mi día 25 de haber empezado a superar el problema después de 41 años se padecerlo. Ya casi se me está haciendo pan comido el asunto y ni yo mismo lo puedo creer.
      No pienses que está página está muy buena y también muy mala. Sólo está muy biena. Cada palabra en el arriculo vale oro, creérmelo.
      Ten fe en lo que te digo con este tranalengua:
      No perdemos nada si intentamos perder nuestros temores antes que temamos decir que ya no tenemos nada que perder

  2. yo sufro de este problema y lucho para conbatirlo , solo no puedo orinar en las disco, pero me produce mucha angustia por que soy persona joven, que disfruta de divertirse y este problema me condiciona y hace que mis ganas de salir no sean las mismas,,,pero todo el tiempo trato de conbatirlo , aveces progreso , aveces no,, pero no me doy por vencido a este problema , siempre encuetro soluciones alternativas, para poder orinar en fin , no me desanimo , y esta pagina es de mucha utilidad ya que exise muy poca informacion al respecto, o esta en ingles, ademas el testimonia del que creo , es muy alentador, flaco te agradesco mucho por esto , entro siempre a repasar tecnicas y consejos , por favor no la cierres nunca a la pagina sirve mas de lo que pensas.. y en cuanto al numero de personas afectadas, por la cantidad de busquedas de google , es bastante elevado , solo que da muchisima verguenza hablar o reconocer el tema .. pero hay mucha mas gente de la que parece estoy seguro

    1. Hola Pepe.

      Me alegro que te sirva esta página.

      Según miro en las estadísticas no recibo muchas visitas, pero no te preocupes, que no pienso cerrarla. Espero que sigas progresando en tu camino a la recuperación.

        1. Hey Tay-k,
          No digas esfas cosas.
          Ánimo my friend.
          Vas a ver cómo te das el gustazo de mear tranquilo.
          A mi hasta ahora me parece mentira pero lo estoy disfrutando mucho después de haber estado 41 años con esta m.
          Hay que vencer está vaina, y sí que se puede, confía en mí, confia en Dios, confia en todos nosotros y sobretodo confía en ti mismo.
          Un abrazo

  3. He estado leyendo la pagina y esta muy buena gracias por esta informacion es muy valiosa muchisimas gracias yo la verdad hasta en mi casa me cuesta orinar y antes hasta hacia parado y ahora tengo que hacer sentado,ya me hicieron un moton de estudios y no ven o mas bien no vieron nada anormal en mi vejiga, uretras, etc. Y en ocasiones han tenido que sondearme, creo que me estreso la verdad no se que sucede en mi subconciente, en mi cuerpo o cerebro.En las noches es cuando mas trabajo me cuesta orinar. Pero me he dado cuenta de algo en lo personal cuando llego distraido al baño pensado en otras cosas pero distraido, es decir genuinamente distraido orino rapidito y parado.

    Pero bueno mis mas sinceros agradecimientos por esta informacion. Gracias por la pagina es reconfortante encontrar algo asi y comentarios para seguir adelante. Salu2

  4. Hola, gracias de antemano por su respuesta. Como mujer de 55 años, tengo similar problema que mis compañeros varones.. Me cuesta mucho orinar, lo hago UNA VEZ AL DÍA por lo que pienso que es muy poco. ¿Saben Vds. con qué frecuencia debemos orinar las mujeres..? Bebo bastante líquido, pero todo lo expulso por la epidermis, con lo cual creo que desahogo bastante mi vejiga, ya me dirán Vds… Les ruego consejo, gracias, un saludo. Mary

  5. Hola compañero, antes que nada gracias por la página, es de mucha ayuda. Yo no recuerdo desde cuando tengo este problema, pero yo solo no puedo orinar en la mingitorios sin divisiones, debo estar completamente solo para hacerlo, y mi síntoma se presenta de manera curiosa, siento la presión de que alguien me ve y mi problema se refleja en una erección, no soy gay, a lo cual no me explico el síntoma. En urinarios con divisiones, aún siendo en un estadio con mucha gente, no tengo problema, y aquellos sin división, cuando estoy solo y logro empezar, ya después nada me detiene, pero si es muy común que la sensación de erección regrese. ¿Me gustaría saber si alguien más presenta un síntoma similar? Creo qué tengo un pequeño complejo de inferioridad.

    1. Aunque ya hace tiempo que has escrito tu comentario te respondo ahora. A mi tambien me pasa algo parecido , yo a veces tengo erecciones que son realmente ganas de mear y despues de haber meado se me baja. Un saludo.

    2. Hola amigo! Estuve leyendo y coincido con usted en la cuestión de las erecciones. Necesito urgentemente me comparta su experiencia y su ayuda, acorde a su disponibilidad. Tengo 25 años y desde hace una década me resulta imposible poder orinar de pie en baños públicos o en cualquier lugar. Siempre he tenido que sentarme o apoyarme contra la pared para que fluya la orina. Mi asunto se complica cuando se presentan erecciones, es realmente imposible orinar con el pene semi-erecto, esto me sucede casi siempre. Este problema ha afectado mi vida social, a tal punto que no puedo compartir momentos de esparcimiento con mis amigos, inclusive en el trabajo. Me deprime tanto tener que sentarme para orinar, además tardo mucho. Necesito una solución inmediata, si me puede sugerir algo, se lo agradeceré eternamente.

  6. En este mismo instante acabo de conocer lo que es la paruresis y pues efectivamente me identifico plenamente con todo lo que se menciona, hay que seguir adelante y pues aunque pareciera un problema absurdo no lo es. Saludos, fue de gran ayuda esta pagina.

  7. Gracias esta pagina es increible, expectacular. Yo crei que era el unico loco en el mundo que no podia hacer en baños publicos o lugares publicos. Ahora siento que puedo encontrar una salida

  8. yo tengo este problema desde el colegio primario es decir desde chico; recuerdo que no iba a orinar durante el recreo, porque había más de un chico en el baño, y esperaba a comenzar la clase para pedir permiso a la maestra e ir solo al baño.
    Pero hasta los 20 años + o -, no lo padecía, ya que encontraba la manera de orinar y listo. Pero a partir de esa edad y hasta hoy día que tengo casi 35 años, me complica la existencia. Lo que me pasa por ejemplo es que estoy en mi trabajo, de la mejor manera, me dan ganas de orinar y si voy al baño y me encuentro con alguien, es fija que no orino, y salgo del baño frustrado y automáticamente me deprime y por más que lo intento no dejo de pensar en otra cosa, y mi rendimiento laboral disminuye. Lo mismo en un boliche, o en una reunión con amigos, no permite que me divierta y me siento incapaz de hablar con una chica para conocerla. La verdad me costo mucho animarme a escribir estas líneas, porque no acostumbro hacerlo y menos de un tema que me da verguenza hablarlo en público. Esta bueno enterarse que no soy el único, y ojala todos los que padecemos esto podamos solucionarlo rápido. Saludos!

  9. Hola amigos,
    Me ha ayudado mucho ver que hay más gente como yo.
    Voy a probar esta terapia y tengo la sensación de que va a funcionar.

    Hace poco y por error, un familiar mio tuvo que pasar una noche en la carcel. Eso me ha hecho pensar que podría pasarme a mi, y no creo que puediera superar algo así, tengo pesadillas con que me pasa eso y muero porque me explota la vejiga.
    Tenemos que superarlo ,y lo conseguiremos!

  10. Muchas gracias por la información, el hecho de saber que no soy el único con este problema me da confianza en mi, comenzare a aplicar lo de la terapia, espero que me funcione… Excelente página, gracias

  11. Sinceramente muchas gracias. No sabes el alivio que me da saber que no soy la unica persona que padece de esto. Tengo 23 años y desde hace casi 10 años sufro por lo mismo, incluso ahora estoy entrando casi en una etapa de depresión porque siento que he empeorado. Antes mi lugar seguro era el baño de mi casa, pero ahora me es muy difícil debido a que o hay personas alrededor o hay ruidos que hacen que me bloquee. Hasta creo que mi vejiga ha perdido gran parte de su sensibilidad porque cuando tengo ganas y no puedo esa sensación se bloquea y no siento nada y eso realmente me frustra. Como supondrán eso ha provocado que mi vida social se disminuya radicalmente hasta el punto de ni siquiera pensar en enamorarme o tener un novio.
    Voy a ensayar la terapia de exposición gradual, espero que me pueda servir.

  12. Hola!! muchas gracias por el espació. Tb hace años que lo padezco y no conocía el nombre. Donde más se me dificulta es cuando viajo, más las horas de ir sentado supongo que es peor. Hoy tengo 34 años, y recuerdo que una vez a los 18 me tocó estar preso una noche y definitivamente no pude orinar. Solo aguanté, y por suerte fueron unas horas.No quiero ni pensar si me hubiera pasado por varios días.
    saludos a todos y gracias por compartir sus historias.

  13. A su vez tb creo que a veces los que padecemos paruresis podemos confundir o agudizar nuestro problema con la alimentación que llevamos.
    Recuerdo que un tiempo atras tomaba bastante alcohol y ello sin saberlo me irritaba el sistema urinario y me dificultaba aún más el orinar, y no ya solo en el momento en sí fuera de mi casa, tb me sucesdía luego ya en la intimidad de mi casa. Creo que en mi, me ayudó mucho cambiar algunos hábitos como: tomar muchísimo menos cantidad de alcohol con mis amigos, incluir mucha fruta y verdura cruda en mi alimentación, simultanemente disminuir la carne y los fiambres y por sobre todo beber mucha cantidad de agua de manera cotidana y permanente. Esto último creo que es clave, de esa forma sobre todo en el trabajo, se me hizo algo muy natural ir todo el tiempo al baño. Me parece que lo peor que podemos hacer es no beber fuera de casa liquidos por el temor a no poder orinar luego.debemos enfretarnos y demostrarnos a nosotros mismos que si podemos controlarlo.
    Saludos nuevamente y mucha suerte. Espero mi comentario les sirva.

    1. Es cierto lo que dices. Las consecuencias de no tomar suficientes líquidos pueden ser infecciones urinarias y estreñimiento. Es importante tomar bastante agua, sobre todo. Al tomar bastante agua esto genera más presión en la orina y esto nos puede permitir orinar en situaciones difíciles, una vez que vamos logrando vencer el miedo.

  14. Hola a todos, primero dire q no sabia q aviamos tantos con este problema y al escuchar a algunas personas de esta web veo q mi problema no es para tanto, mi caso es q me cuesta orinas en las discos en los urinarios y desde q decidí obligarme ya estoy empezando a conseguirlo(de vez en cuando XD) pero mi consejo es: q si no lo consigues, lo vuelvas a intentar a los pocos minutos sin taladrarte la cabeza con cosas como q no puedo y esas chorradas y cuando lo hagas (q lo harás) sonríe y premiate como si hubieses ganado un combate q llevas mucho tiempo entrenandote para ganar. porque eso te motivara a volver a intentarlo. este es mi método espero q sirva mi experiencia y conocer las vuestras. un saludo y mucho animo…..y venga to el mundo a mear jeje

  15. La verdad que no sabia que había tanta gente con este problema. A mi me empezó hace como un año, y la verdad que desde ese entonces fue un martirio, ya que me condiciona siempre en las salidas.. y por lo general si es una salida de muchas horas, empiezo a poner excusas, o a pensar si voy a poder orinar o no. Nunca me paso al punto de no poder en mi casa. Estuve practicando y ahora puedo en casas ajenas, pero en baños públicos me es imposible. Olvidemosnos de un viaje largo, o ir a un camping. Hay veces que puedo, hay veces que no, sinceramente no se como funciona, me re frustra eso, sabiendo que hay veces que pude. En fin, voy a intentar esto, con paciencia espero lograrlo!

  16. Yo padesco esto, no sabía que existia, mi caso fue extremo cuando tuve que ser intervenido quirurgicamente de un padecimiento y que me impedia levantarme de la camilla, sentia que me reventaba la vejiga nunca pude orinar en el pato del hospital y fue necesario ponerme una sonda.

  17. Gracias, por darme a conocer el nombre de lo que me tiene mal hacde muchos años. Hace
    6 meses hice un viaje de 16 hs. y no pude orinar en ningun baño publico a pesar de lo limpie que era, ahora tengo se me presenta otro viaje de mas hora, y estoys francamente preocupada. Voy a enpezar a practicar lo que tu aconsejas y a tomar mucho liquido. Me reconforta tambien que no soy la unica que sufre este problema.

    1. Hola!! Hace algunas semanas encontré este foro y busque ayuda!! Actualmente estoy tratando el problema. De igual forma me gustaría tratarlo en plan de grupo 🙂 Soy de México también. Saludos

  18. Yo desarrollé un problema parecido porque en la prepa un tipo molestaba mucho. Los mingitorios no tenían separación y el se ponía al lado de cualquiera para burlarse del “tamaño”. Simplemente me bloqueé. No podía orinar en la escuela aunque estuviera sólo. Fueron días muy difíciles porque tenía que aguantar hasta llegar a mi casa porque no podía hacerlo en la calle aunque lo intentaba.
    Cuando pasé a la universidad el problema siguió igual, a pesar de que el ambiente era otro. Me curó sin querer un profesor. Una tarde que yo no daba más me dirigí a un baño donde ocasionalmente y a solas podía sacar lo suficiente para poder llegar a casa sin sufrir demasiado, estaba por entrar al baño cuando el llegó y me dijo “pasate, yo también ya no aguanto” y haciéndome la plática lo tuve que acompañar al mingitorio. Y sucedió que la confianza que me dió su plática y bohonomía operó el milagro y oriné como no lo había hecho en 3 años en un baño de escuela. Fue como si me hubieran quitado un tapón. Al día siguiente me aventuré a entrar al baño a la hora que fuera y poco a poco logre recobrar la naturalidad para orinar con quién estuviera.

    1. Yo también tuve problemas porque en la prepa los mingitorios eran sin divisiones y un compañero que me buleaba, solo esperaba el momento en que yo intentaba orinar para molestarme con eso de que ” la tienes chiquita, no se te antoja la mia”. Para un chavo de 16 eso es muy grueso. De ahí en adelante ya no pude orinar en paz fuera de mi casa. Aprendí a manejar mi cuerpo, pero la verdad aguantar era un suplicio, y me afecto tanto que por años no orinaba en los baños de la escuela, aunque estaba que reventaba, y muy difícilmente en otros baños públicos. Después, en la profesional me puede relajar un poco, pero la verdad siempre era un problema para mi orinar en los baños junto con los compañeros, no podia vaciar mi vejiga a plenitud.
      Hasta que el primer día en mi primer trabajo igual, todo tímido buscaba el momento en que veia pocos compañeros que pudieran entrar al baño, para ir yo. Llevaba dos horas retorciéndome de ganas en la silla, cuando creí que podría estar solo en el baño. Me pare y caminé, y en el pasillo se me empareja un compañero, y con la plática me distrajo lo suficiente para llegar hasta los mingitorios. Yo pensaba en encerrarme en un gabinete y tartar de orinar en la taza, pero me llevaba tomado del hombro y me soltó cuando el se paró en un mingitorio, y yo, en el otro. Todo tan natural, tan de “cuates”, que sin pensar abrí mi bragueta y oriné con una seguridad como no la había tenido en años en un baño publico y junto con alguien desconocido. Mi vejiga se vació completamente, hasta el punto de sertir el escalofrio clásico que se siente cuando terminas. Fué catártico, liberador. Salimos juntos y en cuanto pude me regrese al baño a encerrarme en un cubículo, pero esta vez a llorar de la emoción de haber podido romper con ese lastre, de sentirme dueño de mi mismo y poder obedecer mi naturaleza otra vez.
      De ahí en adelante ya no tengo problemas orinando en cualquier lado y frente a quién este, aun en la calle cuando ha sido indispendable. Por cierto al chavo nunca le platiqué nada. En el tiempo que trabajamos juntos orinamos al mismo tiempo infinidad de veces.

  19. Hola a todos los compañeros de este problema, interesante saber ke a mas personas les pasa lo mismo ke a mi y ke no es una cosa tan rara. Tambien llevo muchos años asi y preguntandome el porke. No tengo mucho exito socialmente, aunque tengo mis amigos, y no me atrevo a ligar mucho, … ya tengo 30 annos, pasa la vida y me pregunto que sentido tiene, aunque trato de vivir normalmente a pesar de este “detalle”. Si alguno que lea esto es de la provincia de Málaga y comparte el mismo problema podria ser interesante conversar. mi email es alexfalck83@yahoo.es.

  20. Desde la Escuela secundaria iba a orinar en horas de clases porque en recreos el baño estaba lleno de gente , no era un gran problema en ese momento para mi , se agudizo entre los 22 y 28 años al punto de no poder orinar en ningun lado fuera de mi casa . luego acudi a varios psicologos fueron 5 o 6 , ninguno entendia lo que me pasaba , asi que corte con la terapia , despacio empece a practicar en baños publicos y logre orinar en lugares donde puedo cerrar la puerta , (nunca en mingitorios si hay gente a mi lado) no estoy curado del todo
    pero me la rebusco , no bajen los brazos , piensen que a nadie le importa un carajo si orinan o no . solo a ustedes les tiene que importar , y lo que pasa del otro lado de la puerta no importa !!

  21. La verdad es que llegar a escribir aquí supone un gran paso para mi. Padezco de parurésis desde hace tiempo, pero hasta ahora no me había supuesto ningún problema. Tengo 17 años, y cada vez estoy mas deprimido, salgo menos de casa, y veo el futuro como una cosa aterradora. Tengo tantas cosas que me gustaría hacer, y por culpa de la parurésis, no puedo. Me limito a pasar los días como puedo, y los fines de semana son especiales para hundirme. He intentado afrontarlo, pero soy incapaz. Soy mas propenso a enfadarme conmigo mismo y maldecir mi situación. Gracias a vosotros me he replanteado la batalla, no dejarla por perdida, pero temo que sea demasiado tarde. A mi edad hay tantas cosas por vivir, y me las estoy perdiendo. Y NO PUEDO MAS. Tengo una fecha limite, y ahí he puesto una cuenta atrás. Espero que funcione. Muchas gracias por aguantar este comentario; la verdad es que compartiéndolo, ya me siento mejor.

    Saludos

    1. amigo, te envio un saludo y un abrazo, yo tengo 47 años y este problema esta muy presente, paso las mismas cosas tuyas, querer hacer cosas y limitarse por este problema, espero que puedas superarlo o tengas un progreso, Bendiciones…..!!!!

  22. La verdad que estuve practicando mucho, ya que tengo esto desde los 6 años fácil, ya tengo 14 y me esfuerzo por orinar sin problemas. Noté un progreso, ya que ahora cuando estoy solo puedo hacer, antes no podía siquiera solo. Únicamente debo seguir así, tengo confianza en que lo superaré, además aun soy joven, recién empiezo las clases y los recreos son momentos perfectos para superar ese miedo.

  23. Muchas gracias he utilizado el metodo de la respiracion me ha ido muy bn aunque sufro es cuando estoy en la calle me parece terrible el tener que orinar y no poder hacerlo

  24. Yo padezco paruresis, desde los 17 años y eso afecto radicalmente mi vida, porque me condiciona a ir a cualquier lugar y cuando me atrevo a ir la mayor parte pienso en un bañó seguro, actualmente tengo 21 años y mi vida social es nula por mis frecuentes depresiones a causa de esto espero algún día poder superarlo o sobrellevarlo, porque en verdad esta arruinando mi vida.

  25. Bueno, yo tengo el “mismo” problema que vosotros. Las situaciones en las que se me hace dificil orinar son en los baños publicos, nunca en mi casa.
    En los baños publicos si yo entro y no hay nadie puedo mear sin dificultad alguna en el urinario o el vater.
    Si hay gente, y no esta haciendo ruido, es decir, ni hablando, puedo mear en un vater.
    Si hay gente y esta hablando, haciendo el mas minimo ruido, no puedo mear en un vater.
    No puedo mear en un vater (cuando digo vater, me refiero cerrado) desde el que escucho gente a mi alrededor, creo que es por el hecho de que sepan que estoy dentro.
    Sin embargo, puedo sentarme, y si sale la orina. (cuesta un poquito pero se puede)

    El problema, pues cuando iba al instituto o en la universidad, si yo entro a los baños y hay 5 personas, es imposible para mi mear en un vater cerrado o en un urinario.
    Si voy con amigos me hace mas presión todavia demostrarles que soy incapaz de mear como hacen todos ellos, lo que aumenta mis temores, y me aguanto las ganas depende de donde esté.

    En las situaciones de fiesta, como botellones (en especial) y discotecas.
    En un botellon se me hace imposible mear, a no ser que me vaya muy lejos , donde no haya nadie cerca, y pueda mear tranquilamente, cosa que me daria mucha verguenza al no poder hacerlo donde lo hacen todos los hombres.
    En una discoteca, en algunas hay vateres cerrados (en los cuales puedo mear si estoy ebrio), en un urinario con alguien al lado no puedo mear si hay gente, este muy ebrio o sobrio, es imposible.

    Claro, cada vez que hay algun plan que incluye fiesta, botellon, discoteca, si voy es super angustiado pensando en si podre mear o no, lo que hace que no este pensando en divertirme, por lo que se me hace dificil hablarle a alguna chica, o estar con la gente normal, simplemente por el hecho de pensar si podre mear o no.

    He estado leyendo mucho sobre este problema, pero no le veo ninguna solución clara. Beber mucha agua y enfrentarme a la situacion, no me causa la mas minima impresion de arreglar nada.

  26. Hola q tal?tengo 27 años y padezco este asunto desde los 14.he pasado muy malos momentos e incluso me e quedado en casa muxas veces por q no iba a mear fuera.me han exo pruebas e incluso me an puesto corrientes en el sacro que es donde esta el nervio para mear y no hubo solucion.la mejor solucion es sentarse los musculos se relajan mas pero no es la mejor solucion porque no nos vamos a sentar en cualquier vatter , q si ay q hacerlo se hace pero lo mejor es no pensarlo cuando vayas al baño e incluso ir con ganas no a medias tintas.el tratamiento q e leido me parece genial y yo voy a intentar hacerlo espero que este problema no nos afecte psicologicamente olvidaros y si os teneis q despegar de vyestro entorno para mear hacerlo y si os preguntan ya sabreis q contestarles pero no os comais la cabeza,problemas hay miles y el q se ria de esto no es un amigo pero por otras muxas razones tampoco es un amigo asi q intentar vivir y hacer los ejercicios.un beso para todos

  27. hola tengo esta fobia desde que tengo uso de razón la he superado a veces y he vuelto a recaer , esta pagina esta muy bien ,es bueno que los que padecemos este problema estemos hablemos de ello ,se puede superar pero hay que que practicar la terapia gradual siempre ,no dejarla porque en mi caso tuve una recaída .muchas gracias por escucharme .

  28. hola, excelente pagina, pense que este problema solo lo tenia yo, ahora que me entero que hay otras personas que tambien lo tienen me siento mas conforme, no saben cuanto he sufrido por este problema, cuanta vida social he tenido que suspender, es un sufrimiento muy grande no poder orinar en publico, me gusta mucho la disco pero no voy seguido debido a este problema, cuando debo salir es cuando mas tengo ganas de orinar, espero que al saber que otras personas tambien sufren lo mismo que yo y leyendo esta muy buena pagina pueda superar en algun grado este problema, saludos a todas las personas que lean esto, tengo 48 años.

  29. Buenas compañeros,

    No puedo añadir mucho más de lo que ya habéis dicho. Con quien más me identifico en mi situación es con el comentario de:

    Anónimo – septiembre 29, 2014 a las 10:59 am
    young – marzo 9, 2014 a las 12:34 pm
    Gerardo – enero 18, 2013 a las 10:52 pm

    ¿alguien más cree que no le enseñaron adecuadamente?
    recuerdo una bronca que me echó mi padre, en una gasolinera, por bajarme completamente los pantalones para mear en un mingitorio. Desde entonces supe y a la vez inconsciente, que me daría trabajo mear…

    Su agravante sería la secundaria..cuando a la hora de las duchas en educación física, algún graciosillo se pondría a comparar y jactarse si salía “vencedor”. Si que es verdad que hablar del problema relaja…aunque a días de hoy ya lo tengo muy aceptado en mí, no lo comparto con nadie.

    Gracias a descubrir esta web (y también opiniones ajenas), me doy cuenta que hay que seguir insistiendo, pero…como ha expresado este fabuloso artículo…DE MANERA GRADUAL!… No se frustren compañeros!!… el éxito llega…tan sólo si lo persigues 😉

    Y a esos que creen que ya no lo conseguirán…tan sólo no lo harán si así lo designan. Ánimo gente! Un cambio es posible si realmente se desea y se intenta!

    Un saludo y muchos ánimos a todos!!

  30. Hola a todos
    Yo llevo padeciendo este problema desde los 9 años, actualmente tengo 20. Desde hace un mes y algo he estado practicando la técnica de aguantar la respiración y la verdad es que me funciona en muchas ocasiones. Lo que pasa es que a veces no puedo hacerlo ni con la técnica y creo que es debido a la urgencia que sentimos en ese momento, si hay que mear bastante parece mas difícil, también a que siento bastante ansiedad antes de ir al lavabo y es mejor ir tranquilo sin pensar en nada. Si empezamos a dudar si podremos hacerlo o no, eso nos producirá mas ansiedad y nos costará más. Animo a todos a que probeis la técnica ya que yo al principio creía que no servía porque no aguantaba el suficiente tiempo la respiración, pero ahora que aguanto más veo que puede ayudar en muchas situaciones.

  31. Hola tengo 13 años gracias a este pos voy a tratar de mejorar sobre este padecimiento Todo empezó cuando fui a orinar y unos niños me abrieron la puerta y me pasó tres veces y luego poco después me costaba mucho orinar por la sensación de que alguien me abría la puerta aún me siguió pasando, durante 3 días no oriné y me las aguantaba las ganas pero poco después al cuarto día si pude y con alguien acompañado poco después ya lo había controlado pero ya lo hacia solo. pero hoy 10/11/2017
    Me dió una crisis neviosa al no poder orinar en la escuela alguien me podria decir como afrontarlo si me vuelve a pasar esto gracias.

    1. Hola Alexis,
      A mi me arrancó este problema más o menos a tu edad. Primero te felicito por buscar información y ayuda. Esa ya es gran parte de la clave. A mi me ayudó mucho cuando le conté a alguien. Esta persona no me ayudó en el tratamiento en sí de la exposición gradual, pero me ayudó muchísimo con sólo escucharme, entenderme y apoyarme. Te aconsejo que se lo cuentes a tu papá, si no, a tu mama. Si no los tienes a mano, busca contarselo a algún mayor que sea de tu plena confianza. Un sicologo no te aconsejo porque ellos están muy limitados al sólo poder hablar. Este asunto no es tanto de hablar, si no de practicar.
      Te confieso que estoy en plena terapia, tengo unos 25 días de los cuales he practicado unos 20 y he logrado avanzar un montón.
      Además te quiero decir que eres un campeón muy valiente
      Yo estoy en otro continente pero acuérdate de mi y de mi apoyo afectuoso y sincero cuando hagas tus practicas. Tu tranquilo y confiado y ya veras que poco a poco le estamos perdiendo el miedo

  32. Hola socios,
    Hoy me fuguré un truquito para asegurarme que haya meones al entrar a practicar al baño jeje.
    Porque, parece mentira pero, ahora se me hace horrible entrar a practicar al baño y darme cuenta que no hay nadie, o tal vez solo alguien a punto salir.
    Lo que estaba haciendo antes era esperar en el urinario listo para hacerlo hasta que alguien entrase.
    Esto al inicio también me resultó eficaz para dessensibilizarme con la situación. Sin embargo, me estaba pasando muy frecuentemente y esperar mucho ahí parado y con la vejiga llena me estaba aburriendo un poco, pero inicialmente lo recomiendo mucho.
    Lo que hago ahora simplemente es sentarme en el patio de comidas del mall y espiar hasta que veo a alguien que va camino al baño. O mejor si veo a más de uno entrando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *